Unos 818 millones de niños no podían lavarse las manos en la escuela antes del Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Alrededor de 818 millones de niños carecen de instalaciones básicas para lavarse las manos con agua y jabón en sus escuelas y dos de cada cinco colegios de todo el mundo (concretamente un 43%) no contaban con lugares para ello en 2019, una condición clave para que puedan operar de manera segura en medio de la pandemia del Covid-19.

Así se desprende de los últimos datos del Programa Conjunto de Monitorización (JMP, por sus siglas en inglés) de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), dados a conocer este jueves.

“Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, el cierre de escuelas en todo el mundo ha presentado un desafío sin precedentes para la educación y el bienestar de los niños”, subrayó en un comunicado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, quien añadió: “Debemos priorizar el aprendizaje de los niños. Esto significa asegurarse de que las escuelas reabran en condiciones de seguridad, incluyendo el acceso a higiene de manos, agua potable y saneamiento”.

Según el informe, titulado ‘Avances en agua potable, saneamiento e higiene en las escuelas’, alrededor de 818 millones de niños carecen de instalaciones básicas para lavarse las manos en sus escuelas, lo que supone para ellos un riesgo mayor de contraer el coronavirus y otras enfermedades transmisibles.

Más de un tercio de estos niños (295 millones) son de África subsahariana. En los países menos desarrollados, siete de cada 10 escuelas no cuentan con instalaciones básicas para lavarse las manos y la mitad carecen de servicios básicos de saneamiento y agua.

MÁS DATOS

De los 818 millones de niños que carecían de un servicio básico de lavado de manos en su escuela, 355 millones estaban en escuelas que tenían instalaciones con agua pero no jabón y 462 millones a escuelas que ni siquiera tenían instalaciones o agua para lavarse las manos.

En los 60 países con mayor riesgo de crisis sanitarias y humanitarias por el coronavirus, tres de cada cuatro niños no contaban con un servicio básico de lavado de manos en su escuela al comienzo de la pandemia, la mitad carecía de un servicio básico de agua y más de la mitad no disponía de un servicio básico de saneamiento.

El informe señala que una de cada tres escuelas en todo el mundo disponía en 2019 de un servicio de agua potable con limitaciones o no contaba con ninguno. Y 698 millones de niños no contaban con servicios básicos de saneamiento cuando iban a clase.

El documento destaca que los gobiernos que buscan controlar la propagación del Covid-19 deben lograr un equilibrio entre la necesidad de implementar medidas de salud pública con el impacto social y económico asociado a las medidas de bloqueo. Además, recuerda que la evidencia de las repercusiones negativas de los cierres prolongados de escuelas en la seguridad, el bienestar y el aprendizaje de los niños está bien documentada.

“El acceso a servicios de agua, saneamiento e higiene es esencial para prevenir y controlar eficazmente infecciones en todos los entornos, incluidas las escuelas”, explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Debe ser un foco principal de las estrategias gubernamentales para la reapertura y funcionamiento seguros de las escuelas durante la pandemia global del Covid-19”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar