Iglesias rompe su silencio y dice que “jamás” se ha probado la financiación ilegal de Podemos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, subrayó este viernes que “jamás se ha hallado” un indicio de delito en la financiación de su partido político y lamentó que el “daño” que hacen las informaciones sobre esta cuestión “no lo repara el archivo sistemático de los procedimientos”, ya que “el juicio mediático, a la hora de instalar relatos, pesa siempre más que el final de los procedimientos judiciales”.

Iglesias rompió así su silencio, en un extenso hilo publicado en su perfil de la red social Twitter, después de que este martes el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, imputara al secretario de Comunicación de Podemos, a Juan Manuel del Olmo, como responsable de las campañas y estrecho colaborador suyo.

Además, el juez imputó al tesorero de Podemos, a la gerente del partido y a una responsable del departamento de Compras y Finanzas. Lo hizo tras la denuncia presentada por el abogado despedido de la formación José Manuel Calvente por posibles delitos de malversación y administración desleal. Podemos también está imputado como persona jurídica.

Iglesias comenzó su escrito aludiendo a que “estos días, otra vez”, se asiste a cómo “portadas y tertulias siembran dudas” sobre la financiación de Podemos y la “honestidad” de su cúpula, a raíz “de nuevas denuncias” contra la formación.

Tras poner a la formación que dirige a disposición de la Justicia para todo lo que necesite, recordó que “la financiación de Podemos ha sido investigada repetidamente y jamás se ha hallado un indicio de delito”.

Esto le sirvió para dejar claro que en Podemos “tenemos memoria” y tiró de hemeroteca para recordar que en los últimos años se les ha acusado de “delitos graves”, una “lista interminable” cuyo final es “conocido”, en alusión a que no han prosperado judicialmente.

Iglesias llamó la atención sobre el hecho de que para referirse a la causa judicial que pesa sobre su partido se utilicen términos como “caja B” o “sobresueldos” para equipararlos a la “corrupción del PP” y expandir entre la ciudadanía la sensación de que “todos son iguales”.

Ante esa situación, dejó claro que “lo cierto es que somos la primera fuerza de gobierno en España que no pide préstamos a los bancos ni debe nada a las oligarquías económicas” y reafirmó su orgullo de contar con una “Caja de Solidaridad con las donaciones que hacemos todos los cargos públicos de Podemos de parte de nuestro sueldo y que se usa para apoyar a colectivos sociales”.

JUICIO MEDIÁTICO

No obstante, criticó que el “daño” que suponen “horas y horas de tertulias, portadas escandalosas y telediarios” no lo subsana el “archivo sistemático de los procedimientos”. “El juicio mediático, a la hora de instalar relatos, pesa siempre más que el final de los procedimientos judiciales”, señaló.

Afirmó que no complacerán a quienes están “muy interesados” en ver a los dirigentes de Podemos pasándose “meses” defendiéndose de “acusaciones sin fundamente” para no abordar el “debate social” sobre la Monarquía o sobre cómo emplear los fondos europeos para la reconstrucción.

También reafirmó su compromiso con la defensa del interés general junto con la sociedad civil, “desde el Parlamento y desde el Gobierno”.

“Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes. Los cambios y el progreso no se producen sin la resistencia de los viejos poderes”, indicó.

Por último, proclamó que “nuestra democracia, el Estado de derecho y el interés general que proclama la Constitución son las conquistas históricas de los pueblos frente a los viejos poderes y serán nuestra referencia para seguir avanzando”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar