La seguridad de los peatones, se pone de manifiesto en los modelos Citroën

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Wenceslao Pérez Gómez

Todo el mundo es peatón en algún momento, y este es el motivo por el que  Citroën tiene en cuenta a los usuarios menos protegidos de las calles y carreteras, con funciones de ayuda a la conducción y elementos de diseño especialmente pensados para evitar accidentes o reducir sus secuelas.

Desde el capó activo del Citroën C6 al Active Safety Brake, presente en gran parte de la actual gama de la Marca, Citroën protege al peatón con un diseño de formas fluidas y las tecnologías más avanzadas.

La protección de los peatones es un elemento clave en el diseño de los modelos Citroën, puesto que desde el C1 y el Nuevo C3 al SUV C5 Aircross o el Berlingo, la gama se caracteriza por  ser una seña de identidad de la marca, que ayuda a reducir la gravedad de las lesiones en caso de atropello.

La preocupación por la seguridad de los peatones tiene una larga tradición en Citroën, con hitos como el Capó Activo, una de las grandes innovaciones que presentaba la berlina de alta gama Citroën C6, que se comercializó entre 2005 y 2012. Este dispositivo, elevaba el capó en caso de atropello, minimizando las lesiones que pueda sufrir la víctima. Los avances tecnológicos han logrado que, además de pensar en minimizar las consecuencias de un choque o un atropello, se tenga la posibilidad de evitarlo, sea cual sea la atención que esté prestando la persona que conduce, a la carretera o a la calle en ese momento.

Un buen ejemplo de estas innovaciones es el Active Safety Brake, un sistema de frenado de emergencia que limita el riesgo de choques. Funciona a partir de 5 Km/h, con objetos fijos, móviles y peatones. El sistema funciona gracias a unos sensores y cámaras que detectan tanto a peatones y animales como otros vehículos o elementos, que pueda haber en la calzada. Si el vehículo se acerca demasiado a ellos o lleva una trayectoria o una velocidad que suponga un riesgo de colisión, se pone en marcha una alarma visual y sonora. Si la persona que conduce no reacciona a estas señales, la tecnología Active Safety Brake toma el control y frena automáticamente el vehículo.

Este avance, está presente en modelos como el Nuevo Citroën C3, el Citroën C3 Aircross, el Nuevo Citroën C4, el SUV Citroën C5 Aircross o el Citroën Berlingo e  introduce a la gama  en la conducción autónoma de nivel 2, además de evitar una gran cantidad de accidentes.

Por otra parte, la electrificación supone todo un reto para los peatones, ya que los vehículos eléctricos y los híbridos enchufables que funcionan en modo “cero emisiones”, circulan en silencio casi absoluto. Para hacerse notar ante personas que crucen la calle o la carretera en ese momento, el SUV Citroën C5 AircrossHybrid dispone de un sistema de alerta sonora, para no pasar inadvertido para los peatones. Muy pronto, formará parte de la nueva generación de vehículos eléctricos de la marca, como el Citroën Ami, el Citroën ë-C4, el Citroën ë-Jumpy y el Citroën ë-Traveller

Te puede interesar