El ministro de Justicia pide evitar “juicios paralelos” al rey Juan Carlos porque “no tiene causa abierta”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, pidió este lunes evitar “juicios paralelos” y mucho menos “anticipados” al rey Juan Carlos, y reclamó que se respete su derecho a la presunción de inocencia. Además, descartó impulsar una reforma del delito de injurias a la Corona.

En una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, el ministro otorgó una “importancia relativa” al paradero del rey emérito, argumentando que lo relevante son los pasos que ha dado la Casa del Rey para “fortalecer” una institución clave en el ordenamiento constitucional.

Campo considera que la decisión de alejar a Juan Carlos I “del foco” fortalece la institución, y ahora toca que la Justicia haga su papel, sobre la base de dos premisas: la Justicia es igual para todos, y todos tienen el mismo derecho a la presunción de inocencia.

En ese sentido, subrayó que Juan Carlos I “no tiene ninguna causa abierta”, y aunque los ciudadanos tienen “todo el derecho” a abrir un debate social, la realidad es que la Casa del Rey ha decidido alejarlo, una decisión que “no la tomado con el Gobierno”, y a partir de ahí comienza el “terreno de la especulación”.

Por tanto, “no nos hagamos trampas al solitario”, reclamó, recordando que no existe causa abierta y que es necesario evitar “juicios paralelos” y, sobre todo, “anticipados”.

El ministro se mostró convencido de que, si realmente el rey emérito es llamado por la Justicia, “comparecerá de manera inmediata” de forma voluntaria, sin que sea necesario “ni un segundo” para localizarlo.

Sobre la posibilidad de limitar la inviolabilidad del jefe del Estado, el ministro subrayó que ese precepto forma parte de la parte “súper protegida” de la Constitución, y pidió “buscar la oportunidad” para esos debates, que “nos pueden distraer de cosas sumamente importantes”, como es la lucha contra la crisis sanitaria, económica y social actual. Los debates son buenos, precisó, “pero hay que buscar la oportunidad y la serenidad para abordarlos con eficacia”.

Sobre una posible reforma para despenalizar el delito de injurias a la Corona, defendió que las altas instituciones del Estado estén “protegidas”, porque “esas ofensas que las debilitan no son buenas”. “Cuando estamos protegiendo a la Corona estamos protegiendo al Estado”, aseguró el ministro, distinguiendo esas injurias de las críticas que siempre son “sanas” en democracia.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar