La actividad de las empresas TIC cae un 21,2% en mayo y anota el peor registro de la serie histórica del barómetro sectorial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

La actividad del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) cayó un 21,2% en mayo de 2020 frente al mismo mes del año anterior y marca el “peor registro de la serie histórica” del informe ‘TIC Monitor’, elaborado conjuntamente por la consultora Vass y el Centro de Predicción Económica (Ceprede) cuya actualización se publicó este martes.

El estudio también revela que, además de la caída de la actividad, en mayo de este año se produjo un descenso del 20,5% en la facturación por empleado en relación con el mismo mes de 2019, una conjunción de factores que “conforma un escenario de lo más exigente para las empresas de servicios digitales”, subrayaron los autores del informe.

El documento recoge el impacto del último mes de confinamiento del pasado mayo y ofrece una perspectiva completa del tramo descendente de la primera fase de la pandemia, agregaron.

El director de Vass Research y responsable de ‘TIC Monitor’, Antonio Rueda, señaló que, “a pesar de ser un sector adaptado al teletrabajo y orientado a la mejora de la productividad” de sus clientes, es “indudable” que la parálisis de muchos de ellos ha generado un efecto inducido que ha “atacado” al conjunto de la “estructura económica”.

Sin embargo, y como ya se adelantó en la anterior entrega del informe, al contrario que otros sectores de servicios, el de la consultoría informática se está viendo menos afectado en materia de empleo. Mientras que el sector de las actividades de servicios destruye puestos de trabajo a un ritmo interanual promedio de 4,7% (entre los meses de marzo, abril y mayo), los servicios TIC siguen creando empleo al 1,8%.

“Esto tiene un singular valor en un contexto en el que, tanto a escala española como europea, los indicadores de confianza de consumidores y empresas no solo se mueven en terreno negativo, sino que, lejos de corregirse, se agravan mes a mes, sin indicios aún de recuperación alguna”, agregó Rueda.

En cuanto a las expectativas de los empresarios del sector, el barómetro mensual apunta que parecen haber “superado el shock inicial de la pandemia” y el 66,8% augura una recuperación de la actividad durante los tres próximos meses.

“Hasta cierto punto, es lógico que habida cuenta de la intensa caída los empresarios confíen, mayoritariamente, en que lo mejor está por llegar y que sucederá pronto. El mes de septiembre, con el inicio del año escolar y del ciclo vital de las personas, parece contornearse como clave en el afianzamiento de estas percepciones”, opinó Rueda.

La expectativa de recuperación se aprecia también en torno a la creación de empleo, ya que el 65,1% de los empresarios vislumbra un aumento entre agosto y octubre.

“De todas formas, hay que ser realistas y no esperar una recuperación súbita”, valoraron los autores del informe. “La normalización económica tardará en llegar lo que tardemos en tener controladas la expansión y el tratamiento del coronavirus y es muy difícil que ello suceda antes del primer trimestre de 2021, con la circulación a gran escala de las primeras vacunas”, consideró Rueda.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar