Las mascarillas y el acné

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Rosy Martínez de Burgos

Existen cuatro factores externos relacionados con el uso de las mascarillas que activan las bacterias causante del acné: el calor, la humedad, el sudor y la fricción. El microclima que se genera entre la mascarilla y la piel es el ambiente idóneo para que los microorganismos como el Propionibacterium Acnés  Corynebacterium y Staphylococcus proliferen, hidrolizando los triglicéridos del sebo, liberando ácidos grasos e iniciando el proceso inflamatorio que ocurre dentro de las paredes de los folículos pilosebáceos, provocando ¨granitos¨ científicamente llamados  pápulas, pústulas o papulopústulas según su morfología.”, afirma Dora Rangel, Directora Técnica de Lamdors Global System. Las mascarillas basan su eficacia en su capacidad de ajuste a la cara.  La pieza metálica nasal, todo el borde de la mascarilla y las tiras de sujeción, impiden que pasen partículas y pueden irritar la epidermis. Eso, sumado a la condensación de la respiración crea un efecto tipo sauna aumentando la humedad y la temperatura cutáneas. Para tratar este tipo de patologías, necesitamos realizar previamente una Analítica y Diagnóstico para determinar el origen, distribución, morfología y grado de las lesiones y plantear el Plan de Belleza Lamdors personalizado, que incluye el tratamiento de cabina y domiciliario y hacer un seguimiento continuo hasta alcanzar su control.

El kit de 1ª fase control de acné se convierte en la rutina de belleza ideal para las manifestaciones que generan el uso de las mascarillas en las pieles grasas.

  • 1er Paso: Día y noche. Limpia y restaura el pH de las pieles con tendencia acneica con X.A.20 PURIFIAC.

2do Paso: Día y noche. Después de la limpieza, se aplica la X.A.21 CANFRÉ, una loción específica seborreguladora, descongestiva y calmante.

  • 1 Paso: Día o noche. Una a tres veces en semana, después de limpiar y regular la piel, se aplica la Mascarilla Higienizante X.A.23 PURIMASC. Esta mascarilla absorbente de las impurezas con efecto higienizante y descongestivo ejerce su acción en tan solo tres minutos. Contribuye a la regeneración cutánea, purifica y descongestiona la piel.  En presencia de lesiones acneicas o seborrea se aplica la X.A.25 ANTISEB, suspensión altamente especializada que lucha contra los microorganismos mencionados anteriormente. Ayuda a secar las lesiones secundarias/granitos, mantiene a raya el exceso de queratina y la protege.
  • 4to Paso: Día y noche. Se aplica la crema X.A.22 FLEXODERM. Mantiene la flexibilidad de la piel incluyendo el área del contorno de los ojos y labios evitando su deshidratación y la protege de la contaminación ambiental.

Estas fórmulas se venden por prescripción profesional en los centros recomendados de Lamdors (pueden consultarse en la web https://centros.lamdors.com/). La compra incluye un servicio de asesoramiento y seguimiento personalizado presencial o por video consulta lo que garantiza los mejores resultados.

 

Te puede interesar