Los médicos ven “ridículo” el control en los aeropuertos y urgen a ser “más rigurosos” con quienes entran a España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) consideró este martes “ridículo” el triple control establecido en los aeropuertos para detectar la entrada a España de viajeros contagiados por Covid-19, que incluye tomar la temperatura y realizar un examen visual al pasajero, además de rellenar una ficha con datos personales.

Así lo aseguró, en declaraciones a Servimedia, el vicepresidente segundo del Cgcom, Javier Font, quien también subrayó que “todos vemos lo que está pasando con el control y la cuarentena de las personas que vienen en pateras” y advirtió de que las condiciones de vida de los trabajadores recolectores son “fuentes de contagio colectivo en sí mismas”.

Tras puntualizar que realizar test masivos “no es salir a pescar” e incidir en que estos son necesarios para poder clasificar, aislar y prevenir casos, también emplazó a formar y “potenciar” el número de rastreadores, convencido de que, “aún llegando tarde, son cosas que estamos a tiempo de hacer”.

Junto a ello, lamentó que, en la actualidad, España esté “desaprovechando” la experiencia de los laboratorios veterinarios, “acostumbrados” a combatir las plagas y enfermedades que, “a veces, también atacan al ser humano y tienen muy bien estudiados y definidos los pasos a seguir”.

No obstante, en general, valoró de forma “muy positiva” las medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para controlar la expansión del coronavirus, si bien dijo echar “en falta” una “uniformidad de criterio y de implantación de las mismas”.

“La implantación de determinadas medidas en una comunidad autónoma y no hacerlo en la vecina, cuando los límites entre una y otra están solapados, es engañarnos nosotros mismos”, sentenció, al tiempo que recalcó la importancia de continuar con la estrategia para controlar, testar y aislar a los nuevos casos “en el contexto de las medidas sociales y de higiene”.

Finalmente, reconoció que los profesionales sanitarios ven el horizonte “con preocupación, cansancio y temor por la enfermedad en sí misma”, pero también “con desconfianza por los que toman las decisiones, que, generalmente, van detrás de los acontecimientos”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar