Los trópicos se expanden hacia los polos por el cambio climático

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Los trópicos de la Tierra se están expandiendo hacia los polos debido a los cambios en el océano causados por el ser humano, según un nuevo estudio realizado por investigadores de instituciones de Alemania y Estados Unidos.

Esas regiones se envuelven alrededor del centro de la Tierra como un cinturón húmedo y cálido. Esta parte del mundo recibe la luz solar más directa durante todo el año y se caracteriza por temperaturas medias altas y lluvias intensas. Sin embargo, en contraste con el exuberante interior de los trópicos, los bordes de esta región están calientes y resecos.

Los científicos han notado durante los últimos 15 años que estas bandas áridas se están expandiendo hacia los polos en regiones como el Mediterráneo, el sur de Australia y el sur de California. Curiosamente, estas áreas secas se han expandido más en el hemisferio sur que en el hemisferio norte y los investigadores han luchado por identificar exactamente qué está impulsando la tendencia.

El nuevo estudio, publicado en la revista ‘Journal of Geophysical Research: Atmospheres’, sostiene que la falta de acuerdo sobre un mecanismo exacto se debe, en parte, a que la mayoría de los investigadores han estado buscando en el lugar equivocado.

CALENTAMIENTO OCEÁNICO

La expansión tropical es impulsada principalmente por el calentamiento de los océanos causado por el cambio climático en lugar de cambios directos en la atmósfera. Se está produciendo un cambio mayor en el hemisferio sur porque tiene más superficie oceánica.

La expansión tropical podría tener profundas implicaciones económicas y sociales, ya que este proceso podría cambiar el rumbo de las tormentas y causar incendios forestales y sequías más graves en lugares como California y Australia, que ya sufren estrés hídrico.

Los nuevos hallazgos proporcionan la evidencia más clara hasta ahora de que la expansión tropical está impulsada principalmente por el cambio climático, según los autores del estudio. Si bien las fluctuaciones climáticas naturales a largo plazo contribuyen a las tendencias observadas, estas variaciones por sí solas no pueden explicar hasta qué punto la expansión ya se ha producido.

Esto significa, argumentan los autores, que el cambio climático ya podría haber contribuido significativamente a la expansión tropical, especialmente en el hemisferio sur dominado por los océanos.

“Demostramos que el aumento del calentamiento del océano subtropical es independiente de las oscilaciones climáticas naturales”, apunta Hu Yang, climatólogo del Instituto Alfred Wegner en Bremerhaven (Alemania) y autor principal del nuevo estudio, que sentencia: “Esto es el resultado del calentamiento global”.

FENÓMENO DESCONCERTANTE

Un estudio publicado en ‘Science’ en 2006 indicó que los trópicos se estaban expandiendo en algunas partes del mundo, a un ritmo de 0,25 a 0,5 grados de latitud por década, pero no identificó la causa principal ni cómo evolucionaría en el tiempo ni a qué regiones afectaría.

Algunos investigadores han sugerido que las emisiones de gases de efecto invernadero, el agotamiento del ozono y los aerosoles en la atmósfera están impulsando la expansión. Pero los modelos climáticos que utilizan estas variables para explicar la expansión subestiman constantemente la velocidad del cambio y no tienen en cuenta por qué se está produciendo la expansión en algunas regiones pero no en otras.

Esto ha llevado a algunos investigadores a teorizar que la expansión tropical puede explicarse simplemente por las oscilaciones naturales en el clima de la Tierra. Pero la variación natural no se ajusta del todo a los patrones que los científicos ya han observado.

Yang y sus colegas comenzaron a notar la expansión tropical en 2015, al analizar las corrientes oceánicas que transportan agua cálida hacia los polos. Esto los hizo pensar si la expansión tropical no fuera impulsada por cambios en la atmósfera, sino en el océano.

Debido a que el océano y la atmósfera son sistemas altamente conectados, a menudo es difícil saber cuál está impulsando al otro. Yang y sus colegas analizaron las temperaturas del agua en los principales giros oceánicos, grandes corrientes oceánicas circulares que llevan agua caliente hacia los polos y agua fría hacia el ecuador. Utilizaron observaciones satelitales de la temperatura de la superficie del mar entre 1982, el año en que comenzaron las observaciones, y 2018, y compararon estas observaciones con datos sobre los trópicos en expansión que se remontan a 1979.

Descubrieron que el exceso de calor acumulado en los océanos subtropicales desde que comenzó el calentamiento global a mediados del siglo XIX ha llevado a los bordes tropicales y los giros oceánicos hacia los polos. Cuando los investigadores compararon el movimiento de los giros oceánicos con la expansión tropical, encontraron que los dos fenómenos coincidían: la expansión tropical estaba ocurriendo en lugares donde los giros oceánicos se movían hacia los polos.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar