Simón cree que el siguiente envío de Remdesivir debería llegar este martes a España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, consideró este lunes que el siguiente envío de Remdesivir a España procedente de Europa “debería llegar mañana”, si bien recordó que este fármaco, el único autorizado contra el coronavirus, “no tiene un impacto excesivo en la evolución clínica” de los pacientes de Covid-19.

Así lo precisó Simón en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Director de Seguimiento y Evaluación del Covid-19 después de que el viernes la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) alertara de que el stock se iba a agotar “temporalmente en las próximas horas” por el incremento de la demanda y de que, por ello, movilizará el producto sobrante de ensayos clínicos para cubrir las necesidades actuales.

La Aemps avanzó que España recibiría un nuevo envío a lo largo de esta semana, que forma parte del contrato que la Comisión Europea firmó con la empresa farmacéutica Gilead para garantizar el acceso a Remdesivir a 30.000 pacientes durante los próximos meses hasta la compra centralizada que se hará efectiva en octubre.

Simón reconoció, no obstante, que este fármaco reduce el tiempo de hospitalización, si bien tiene “poco impacto en la letalidad o severidad de los cuadros” .”Aún así, reducir unos días el tiempo de hospitalización siempre ayuda y es importante”, sentenció, para, a continuación, recordar que EEUU se hizo en su día con toda la producción del fármaco, del que es el principal fabricante, por lo que el acceso en otros países es “relativamente limitado”, al tiempo que avanzó que, “en un tiempo cercano” se elaborará Remdesivir fuera de EE.UU.

REINFECCIÓN EN HONG KONG

En otro orden de cosas, preguntado por el caso de un hombre hongkonés que, al parecer, se ha convertido en la primera persona con una reinfección documentada en el mundo tras infectarse en abril y reinfectarse en agosto de una cepa distinta después de regresar de España, Simón aseguró que sería necesario “ver exactamente los detalles de qué es lo que ha pasado”.

“Si fuera una reinfección, no es muy frecuente”, agregó, convencido de que “son situaciones muy poco frecuentes en nuestro país”. “España está tratando de detectar reinfecciones”, dijo, para advertir de que “no es fácil cuando no ha pasado un tiempo suficiente desde que una persona mejoró clínicamente, porque pueden ser recidivas, sin haber estado completamente recuperado de la infección”.

A su entender, incluso si se produce una reinfección, los afectados “no supondrían ningún riesgo de transmisión para otras personas”.

“ESFUERZO” EN LAS RESIDENCIAS

Por otro lado, el director del Ccaes hizo hincapié en el “esfuerzo importantísimo” que el Ejecutivo central y las comunidades autónomas están haciendo para “blindar” las residencias sociosanitarias, que han experimentado un “suave incremento” en el número de brotes. Estos centros ya concentran el 7,4% de los contagios en la actualidad, con una media que ronda los 14 casos si bien hay “un grupo de ocho o diez brotes en residencias con un número muy importante que afecta a ese promedio”.

“Si los eliminamos, el número de casos por residencia baja alrededor de los seis o siete casos, ocho quizás”, dijo, al tiempo que incidió en que el número de casos en este tipo de recursos “está subiendo progresivamente, igual que está subiendo la transmisión en toda España”.

“España está trabajando muy duro y es verdad que es lo que más preocupación nos causa pero también es el área en la que más esfuerzos se están haciendo para reducir los riesgos”, resolvió.

Finalmente, con respecto al número de PCR diarias que España realiza para detectar nuevos casos, admitió que el país “todavía tiene margen para incrementarlo”, porque su capacidad diagnóstica “es mayor” si bien está en cifras “muy apreciables y dentro de los niveles de prácticamente todos los países europeos”.

“España puede hacer más y, a medida que llegue el otoño es muy probable que se incremente la necesidad de hacer PCR porque incrementan los cuadros respiratorios”. “Por tanto, habrá más casos sospechosos, más contactos estrechos sobre ellos y tendremos que incrementarlas”, añadió, convencido de que “tenemos margen” para hacerlas “donde hay que hacerlas”.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar