Cepyme destaca el “gran coste” de adaptar el puesto de trabajo, con un gasto medio de 2.000 euros en una microempresa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Alfonso de la Mata

La Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme) destacó este martes que el cumplimiento de las medidas sanitarias en el puesto de trabajo tiene un “gran coste”, de una media de más de 2.000 euros para una microempresa de cinco empleados.

En un comunicado, la patronal de las pymes informó de que hoy vuelven muchos trabajadores a sus centros de trabajo y la adaptación a las actuales condiciones sanitarias debido al Covid-19 tiene un “gran coste” para las pymes.

Señaló que estas compañías han llevado a cabo medidas de prevención como la reorganización de los puestos, los turnos o la realización de pruebas PCR; de protección, instalando mamparas, barreras de seguridad o entrega de Equipos de Protección Individual (EPI), y de higienización, con la limpieza periódica de los puestos de trabajo y espacios comunes o la puesta a disposición de gel hidroalcohólico.

Cepyme estima que una microempresa que tenga cinco trabajadores gasta de media más de 2.000 euros, y si realiza PCR, con un coste medio de 180 euros, podría gastar casi 1.000 euros más. Esta adaptación supone “un importante desembolso en un momento en el que la actividad económica se encuentra dañada y todavía muy paralizada para la mayoría de ellas”, según la patronal.

Cepyme reclamó que para que las pruebas de detección del Covid-19 sean efectivas deberían realizarse de forma periódica, pero “su coste lo hace totalmente inviable”, particularmente para las pequeñas empresas, con lo que “debería ser asumido por el erario público”.

Subrayó que el cumplimiento de las medidas sanitarias y la realización de PCR es “vital” porque para la mayoría la cuarentena obligatoria para sus trabajadores o el cierre del negocio supone “un alto coste, ya que se traduce en la pérdida de contratos y de servicios contratados”.

Cepyme explicó que la mayor parte de las pymes está afrontando la vuelta al trabajo presencial desarrollando una parte de la jornada de forma física y otra parte a distancia, con turnos alternos y con coordinación de desplazamientos para evitar la coincidencia masiva en los espacios de trabajo. Durante el confinamiento, un 43% de las pymes optaron por el trabajo a distancia, según un barómetro de Cepyme.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar