PwC prevé que la economía española caiga un 11,7% este año y rebote un 5,9% en 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

La consultora PwC prevé que el PIB español caiga un 11,67% en 2020 y se recupere en 2021 con un crecimiento del 5,91%. Así se desprende de las previsiones del ‘Consenso Económico’ del tercer trimestre que elabora PwC a partir de las respuestas de un panel de más de 400 expertos, directivos y empresarios.

El 94,5% califica como malo o muy malo el momento coyuntural de la economía española y el 67% asegura que la situación de la actividad en el último trimestre de 2020 será igual o peor.

Sin embargo, para 2021 el 82,3% espera que la economía española vaya a mejor y un 71,6% asegura que la actividad crecerá por encima del 5%.

Más del 85% de los encuestados afirma que la economía española no crece más porque la demanda esperada no es suficiente para incrementar la producción.

El ‘Consenso Económico’ incluye un análisis sobre la situación económico-financiera tanto de las familias como de las empresas.

El 56% de los expertos y directivos entrevistados considera malo el momento actual por el que atraviesan las familias y el 84,4% espera que evolucione igual o peor en los próximos tres meses.

Además, el 55,1% de los panelistas prevé una caída de la compra de vivienda en los próximos seis meses, mientras que el 39,5% estima un descenso del consumo privado, al tiempo que un 33% espera que aumente en ese mismo periodo.

Respecto a las empresas, el 66,1% califica su momento actual como malo y el 74% espera que sea igual o peor en los próximos tres meses.

El 69,4% estima que la creación de empleo se reduzca, un 21,3% prevé que aumente y un 9,2% vaticina una estabilidad en las plantillas. Por otra parte, un 54,6% espera que caiga la inversión y un 44,4% prevé que suceda lo mismo con las exportaciones.

Preguntados por la coyuntura internacional, el 80% de los expertos, directivos y empresarios afirma que la situación actual es mala o muy mala. Destaca la preocupación por los efectos asociados a la pandemia (89,9%) y por los riesgos relacionados con los déficits y la deuda pública (46,8%), mientras que el Brexit y las tensiones proteccionistas derivadas del nuevo orden internacional han pasado, de momento, a un segundo plano y sólo los consideran de la máxima relevancia el 10,1% y el 31,2% de los encuestados, respectivamente.

De cara a junio de 2021, las opiniones cambian radicalmente. El 80,7% piensa que el crecimiento económico mundial irá mejor.

Te puede interesar