Banco Santander duplicará su inversión en ‘fintech’ y superará los 330 millones de euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Banco Santander duplicará su inversión en ‘startups’ de tecnología financiera (‘fintech’) y alcanzará los 400 millones de dólares (337 millones de euros), según informó hoy la entidad en un comunicado.

Para llevar a cabo esta mayor apuesta por las ‘fintech’, el banco que preside Ana Botín ha decidido crear un nuevo fondo con mayor autonomía, Mouro Capital, que sustituirá a Santander Innoventures. Mouro liderará rondas de financiación con inversiones iniciales de hasta 15 millones de dólares en Europa y América.

El nuevo fondo estará liderado por el socio director Manuel Silva Martínez, que se incorporó a Innoventures hace cinco años y lo pilotaba desde 2018, y Chris Gottschalk, asesor sénior desde 2019 tras dejar Blumberg Capital.

Santander creó Innoventures en 2014 con una aportación 100 millones de dólares. Dos años más tarde aumentó a 200 millones y ya ha invertido en 36 startups en Europa y América.

ISLA CÁNTABRA

La nueva marca, Mouro Capital, tiene su origen en la isla de Mouro, que se encuentra a la entrada de la bahía de Santander y alberga un faro que vigila el puerto y es la verdadera puerta de entrada a Santander.

El banco explica que este nuevo proyecto es “otro hito en el compromiso de la entidad de destinar 20.000 millones de euros en cuatro años (2019-2022) en transformación digital y tecnología”.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, afirma que “el lanzamiento de nuestro fondo para fintech en 2014 nos ha permitido ser pioneros en la implementación de nuevas tecnologías, como el blockchain, para ofrecer mejores servicios a nuestros clientes. Innoventures ha casi doblado lo invertido pese a ser un fondo lanzado hace solo seis años. Ahora aumentamos la inversión y damos mayor autonomía al fondo para ser más ágiles y acelerar la

transformación digital de Santander”.

Manuel Silva Martínez, socio director de Mouro Capital, señaló que “al ser más autónomos ganaremos en agilidad, atraeremos talento emprendedor al equipo de inversión y podremos ir más de la mano de las empresas en las

que invertimos. Tenemos muchas ganas de aportar valor estratégico al banco con mejores acuerdos estratégicos y de trabajar con las startups para ayudar al banco a liderar la innovación en tecnología financiera”.

Innoventures es conocido como uno de los fondos de capital emprendedor corporativos más activos del mundo y cuenta con una cartera diversificada geográficamente y por temáticas fintech. El fondo ha sido uno de los primeros inversores en empresas que se han convertido en “unicornios” (valoradas en más de 1.000 millones de dólares), como Ripple, Tradeshift y Upgrade, y ya ha cosechado algunas ventas significativas, como la de iZettle a PayPal en 2018 por 2.000 millones de dólares, y Kabbage el mes pasado.

Pese a haberse lanzado hace solo seis años, Santander Innoventures ya ha logrado un sólido retorno financiero, como una tasa de rentabilidad interna (TIR, o IRR por sus siglas en inglés) en un rango del 25-35% desde el lanzamiento y un múltiplo de aproximadamente 1,75 veces lo invertido para toda la cartera. Teniendo en cuenta las inversiones más antigua, ya más maduras, el múltiplo asciente a 3-4 veces.

Te puede interesar