José Luis Escrivá: “No vamos a congelar las pensiones”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España, José Luis Escrivá, ha señalado que el Gobierno no tiene entre sus planes congelar las pensiones aunque, al igual que ayer dejaba caer la vicepresidente Calviño, sí abre la puerta a que los funcionarios sufran una congelación salarial.

En una entrevista este viernes en “Herrera en COPE”, el ministro Escrivá ha asegurado que el Ejecutivo quiere ‘blindar’ los “mecanismos de mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones de forma permanente y establecer una regla fija de actualización de las pensiones”, descartando así una congelación derivada de la crisis económica por la pandemia del coronavirus.

En lo que sí reconoce que el Gobierno está trabajando es en reducir las jubilaciones anticipadas, que el año pasado subieron un 16%. Escrivá cree que hay un mal diseño de la norma en el desincentivo para acogerse a esta fórmula. “El recorte del 8% de la pensión por año anticipado se aplica sobre la base reguladora y no sobre la pensión que se va a recibir, por lo que el efecto desincentivador es muy bajo”, ha señalado.

El ministro tampoco ha querido confirmar que el Gobierno esté estudiando que los ERTE consuman tiempo de paro del trabajador, pero sí alerta de que el dinero destinado a estas prestaciones “es limitado”. “En el punto máximo de los ERTE a principios de mayo teníamos unos 3.100.000 trabajadores bajo esta protección. A día de hoy, nos quedan 600.000. Pero creemos que de esos 600.000 trabajadores algunos tienen posibilidad de reactivarse porque su sector ya ha mejorado sustancialmente. Nos hemos gastado ya más de 22.000 millones en los ERTE y el recorrido presupuestario que nos queda es limitado, por lo que tenemos que proteger a los profesionales de los sectores con una situación aún muy difícil”, ha señalado.

Sobre el déficit que está sufriendo la Seguridad Social, el ministro cree que la caja única está sobrecargada de gastos relacionados con “políticas públicas legístimas pero que no tiene nada que ver con la Seguridad Social”. “Todo el mundo tira de la Seguridad Social y estos gastos exceden los 20.000 millones de euros. Si estos gastos los asume la Administración General del Estado, la situación sería mejor”, ha explicado.

SUBIDA DE IMPUESTOS

El ministro ha descartado hablar de una subida de impuestos – “yo no creo que vaya a haber modificaciones del IRPF” – pero sí ha apuntado a la posibilidad de limitar los beneficios fiscales. “España es el país de Europa con más beneficios fiscales y hay recomendaciones de organismos internacionales que nos dicen que esto no debe ser así. Es difícil justificar por qué se producen muchas de esas exenciones”, ha dicho. Al mismo tiempo, Escrivá ha pedido evaluar el gasto público porque considera que “hay mucha inercia hacia gastos que no tienen sentido”.

Por último, Escrivá no ha dejado claro si los trabajadores que tengan hijos en cuarentena podrán acogerse a la baja y defiende que, con respecto al Ingreso Mínimo Vital, 85.000 familias ya están recibiendo la prestación. Admite, pese a todo, que están intentando ser “más agiles administrativamente” para que este dinero pueda llegar pronto a más solicitantes.

Te puede interesar