¿Te animas a invertir en oro?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
admin

La economía del mundo siempre está en constante fluctuación, algunas veces se mueve de manera más acelerada que otras y desafortunadamente grandes inversiones se ven afectadas por trágicas caídas de las mismas.

Estas caídas, inesperadas o previstas siempre generan malestar, quisiéramos tener una bola mágica para adivinar qué camino tomar y saber que independientemente de lo que suceda, nuestra inversión está a salvo, especialmente ahora que el mundo vive momentos llenos de incertidumbre.

Aunque no tenemos ese poder divino, queremos que conozcas la inversión más atractiva de la historia. Si, así como leíste, desde épocas coloniales e incluso mucho antes, el oro siempre fue representativo de inversión y dinero a través de todas las civilizaciones, ¿no te parece esto una de las muchas razones de peso para invertir en oro?

Utilizado desde el inicio de operaciones financieras como respaldo de diversas monedas, el Oro tienta a las grandes economías de países desarrollados como la oportunidad de recuperar su estatus luego de esta pandemia. Este metal precioso podría garantizar tu tranquilidad en medio de tantas angustias.

Ahora bien, no podemos mentirte. El oro también sufre de alzas y bajas (no tan pronunciadas como en las monedas de uso diario) pero si debes asumir con mucha responsabilidad su adquisición. Existen estafas y errores más comunes de lo que crees al momento de realizar alguna compra o alguna venta de este metal (se cree que por cada moneda real existen 100 unidades más que son falsas).

A pesar de esto creemos que el oro realmente preservara de manera confiable tus ahorros más allá de las fuertes monedas (como el euro o el dólar), estas se trazan solo en el corto y mediano plazo debido a que los índices inflacionarios altos o bajos afectaran negativamente el alcance de la liquidez que tengas en estos momentos.

Debes reconocer además que el exceso de liquidez monetaria es la principal causa de un fenómeno inflacionario, dicho de otra manera, mientras más billetes existan en la calle y menor sea la cantidad de oro que exista para respaldarlo, el mundo vivirá en una inflación constante e infinita.

Por fortuna no ocurre de esta manera con el Oro, cuyo color resalta hasta en los tiempos más oscuros.

A pesar de que el principio fundamental de las inversiones o al menos el de la gran mayoría de ellas es generar siempre un flujo que permita superar costos y egresos y que aun así genere la suficiente liquidez como para considerarla un ingreso, la dinámica global apunta a que la cartera segura debe verse repleta de metales preciosos.

De primer momento sabemos que puede parecer inalcanzable o sumamente difícil, y como no hacerlo si hablamos de comprar oro y no caramelos, pero no dejes que la ansiedad te gane la batalla, si has escuchado eso de que “el primer paso siempre es el más difícil”, te contamos que tu acabas de darlo.

El segundo paso obedece a encontrar un proveedor cuya confiabilidad sea comprobable y de esta manera comenzar a ahorrar la semilla inflacionaria que llevas día a día en tus bolsillos para que finalmente puedas adquirir un activo que a pesar de no producir nada, te generara por si solo la confianza de tu futuro.

Te puede interesar