Mazda MX-30, eléctrico 100%, inspirado en el concepto Humano Moderno

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

El nuevo Mazda MX-30, es el primer coche eléctrico de producción en serie de Mazda,  que llega justamente cuando se cumplen 100 años de la fundación de la marca, y  que abre una nueva página en su historia, pues  conserva la belleza artesanal de las formas típica del diseño Kodo, habiendo buscado una nueva inspiración en el concepto Humano Moderno, una exploración en una dirección de diseño más expresiva, en sintonía con nuevos valores y tendencias en alza. Este concepto Humano Moderno ha estimulado planteamientos de diseño sin precedentes. El exterior es decididamente minimalista y transmite la belleza de un cuerpo sólido, mientras que las puertas freestyle y la carrocería en tres tonos, crean sensaciones de espacio y amplitud.

El interior está diseñado para producir en los ocupantes, la sensación de estar “envueltos en un espacio abierto”, con una consola central flotante y materiales exclusivos, elegidos para minimizar el impacto ambiental. En el habitáculo, el equipo de diseño ha prestado una especial atención no solo a seleccionar los materiales correctos, sino también a presentarlos sacando a relucir sus mejores cualidades. Por ejemplo, la bandeja de la consola central es de corcho natural, y su diseño subraya la textura y la calidez visual de este material. En las molduras de las puertas se ha utilizado una fibra con una textura que parece contener aire, con la que se potencia la sensación de amplitud del habitáculo, con un nivel de detalle nunca visto.  Ambos materiales destacan por su bajo impacto y por su sostenibilidad. La fibra empleada en las molduras de las puertas se obtiene a partir de la reutilización de materiales plásticos, mientras que el corcho procede de la corteza del alcornoque, sin perjudicar al árbol. Por otro lado, Mazda ha sustituido la tapicería de piel auténtica, por una alternativa vegetal.

Y para una mejor accesibilidad, el Mazda MX-30 tiene unas puertas freestyle sin pilar central, con unas bisagras específicamente diseñadas. Las puertas delanteras se abren 82° hacia adelante, mientras que las traseras se abren 80° hacia atrás. El enorme vano que resulta, junto con la ausencia de pilar central, facilita al máximo la entrada y la salida tanto en las plazas delanteras como en las traseras. Las operaciones de carga y descarga también son mucho más sencillas. La altura y la forma del vano se han dimensionado en línea con las características humanas. La moldura de la puerta trasera incorpora un tirador que simplifica las maniobras de apertura y cierre, con menos esfuerzo de la muñeca incluso con la puerta totalmente abierta. Los asientos delanteros están equipados con un mecanismo de ampliación del espacio que, con un solo toque, abate hacia adelante el respaldo y desliza todo el asiento hacia el salpicadero. El acceso a las plazas traseras no puede ser más fácil. La anchura de los estribos laterales y la forma de sus guarnecidos también se han diseñado cuidadosamente para que sea más fácil salir del habitáculo, de manera fluida y sin esfuerzo.

Por primera vez en un modelo Mazda, el climatizador se controla mediante una pantalla táctil de 7 pulgadas, situada en la parte inferior de la consola central. Los controles se presentan de forma sencilla, y  sus funciones están agrupadas de forma inteligente, para que todas las operaciones resulten rápidas e intuitivas. De los materiales a la funcionalidad y de la tecnología al diseño, todos los elementos se combinan para crear un espacio que transmite tranquilidad, desde el mismo instante en que se abre la puerta, durante la conducción y durante todo el tiempo que se permanece a bordo del vehículo.

Una experiencia de conducción adictiva

Con el Mazda MX-30, la marca introduce una nueva tecnología de propulsión eléctrica denominada e-Skyactiv. Con una potencia máxima de 145 CV, una entrega de par máxima de 270,9 Nm y tracción delantera, el MX-30 acelera de 0 a 100 km/h en 9’7 segundos. El sistema de propulsión e-Skyactiv, se basa en una batería de iones de litio de 35,5 kWh. Con un consumo de 19 kWh/100 km y 0 g/km de emisiones CO2 (WLTP, ciclo combinado)[1], el Mazda MX-30 ofrece una autonomía de 265 km, muy por encima de los 48 kilómetros que los europeos conducen de media cada día.[2] En línea con la filosofía centrada en el ser humano, de Mazda, que ha dado lugar a nuevas tecnologías como la Skyactiv-Vehicle Architecture, se han adoptado estructuras anulares multidireccionales en la carrocería. Del mismo modo, se ha incorporado el sistema G-Vectoring Control Plus (e-GVC Plus), para capitalizar al máximo las características y cualidades de un vehículo eléctrico. Mazda ha desarrollado un sistema propio de pedal motor para el Mazda MX-30, creado a partir del pedal del acelerador tradicional, con el que reduce el tiempo de reacción del vehículo a la presión del pedal. De forma complementaria, el equipo de sonido proporciona una realimentación aural del estado de par del motor, que ayuda al conductor a controlar con más precisión la velocidad del vehículo de forma subconsciente. Otra novedad del MX-30 son las levas integradas en el volante, que redondean el placer de conducción de un vehículo eléctrico. La combinación de todos estos sistemas, da una mayor uniformidad a la respuesta del vehículo a las acciones del conductor. Las transiciones entre fuerzas G resultan más fluidas y se notan mejoras en la agilidad y en la estabilidad durante los virajes. En definitiva, una experiencia de conducción al más puro estilo de Mazda con un refinamiento aún mayor.

El nuevo Mazda MX-30 eléctrico 100% ya está disponible en España, desde 34.379 euros.

 

 

[1] Valores de consumos y emisiones de CO2 medidos según procedimiento de homologación WLTP; Reglamento (UE) 1151/2017; Reglamento (UE) 2007/715.

[2] Para este estudio, Ipsos MORI llevó a cabo en nombre de Mazda un muestreo online de una cuota representativa de 12.072 adultos en distintos mercados europeos (Reino Unido, Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Italia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Suecia y Suiza), en marzo de 2019.

Te puede interesar