El “delivery” llega al sector de la automoción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

La crisis sanitaria y la pandemia ha cambiado la relación de los ciudadanos con el negocio online y esto también está influyendo en el sector de la automoción. Han surgido con fuerza nuevas formas de adquisición de un vehículo y la posibilidad de no pisar un concesionario sea para comprar un vehículo nuevo o usado. La fuerza que han cogido los brókeres de renting, la proliferación de marketplaces de venta de vehículos y la puesta en marcha de plataformas online creadas por las marcas y los concesionarios, han propiciado una forma distinta por la que el comprador se acerca a un vehículo. Todo ello ha transformado la relación entre comprador – vendedor. Se acude menos el concesionario mientras que Internet y las nuevas aplicaciones de venta facilitan no sólo la información -la comparación de modelos- sino también la configuración y los trámites a la hora de obtener un vehículo.

La sociedad demanda que todo pueda ser realizado ya por Internet y el sector de la automoción no es ajeno a este cambio de tendencia. Se estima que por Internet se compra el 5% de los coches en España. Este porcentaje parece pequeño y no llega al 61% de usuarios que compran al minorista online o al 45% de compradores de ropa, pero cada día crece y, ahora, con esta pandemia y la nueva de normalidad y con los protocolos de seguridad está en aumento.

La proliferación de realizar los procesos de adquisición de un vehículo en su totalidad por Internet y la profunda reforma que se está realizando en el sector de las ventas de coches hace que nazcan nuevas prestaciones que deben ir intrínsecamente unidas al proceso online, como es la entrega personalizada del vehículo en la puerta de casa u otro punto que se decida. Un servicio que presta Carset, empresa líder en traslados y entregas personalizadas de vehículos, y que ha constatado que la subida de este tipo de prestaciones ha estado entorno al 30% en los últimos años gracias a ser una asistencia muy demandada por las empresas y compradores de coches, y que en la crisis ha tenido mucha más aceptación. Podemos decir que el “delivery” ha llegado con fuerza al sector de la venta de coches y con vistas a quedarse.

Lo que empezó hace ya años como una entrega Premium de marcas y concesionarios para sus mejores clientes, hoy, está completamente democratizado. Hay incluso concesionarios que estos días la casi totalidad de las entregas de coches que venden son entregados en puntos que no son la propia tienda. Allí donde el cliente lo solicita y quiere.

El perfil del usuario que demanda este tipo de servicio es un joven profesional, nativo en las tecnologías, que no quiere perder el tiempo con desplazamientos hasta el concesionario para recoger su nuevo coche. Ha acudido a Internet no sólo para comprar, sino que ha comparado marcas y modelos, se ha informado, ha realizado toda una experiencia de configuración del vehículo y tiene toda la información sin necesidad de pisar el concesionario. Por ello, no necesita acudir de nuevo al concesionario para su entrega y prefiere recibirlo en su propia casa o en su lugar de trabajo como otro tipo de ventas online.

Las empresas especializadas en este tipo de entregas, como es el caso de Carset que se encarga del transporte y la logística del vehículo desde el concesionario o desde la campa de la marca, son las encargadas de la cita con el comprador adecuándose a lugar y hora, lavado del vehículo en el lugar de la entrega, la logística de última milla de forma unitaria y de la entrega y de la  explicación de toda la información necesaria del vehículo, además de la firma de todo tipo de documentos que son necesarios para dicha entrega. Al fin y al cabo, Carset como empresa logística y experta en entregas se convierte en una extensión del concesionario, de la marca o de la empresa de renting.

Muchas son las ventajas que el comprador encuentra en esta prestación desde el ahorro de tiempo y poder elegir horarios y disponibilidad de la entrega del vehículo. Pero también el concesionario encuentra ventajas como la de mejora en sus ratios de calidad en el servicio y de su propia imagen. Y “es el momento más importante. Todo comprador recuerda el momento en el que se le entrega su coche nuevo. Por ello, la calidad de las prestaciones, la experiencia, la información que se le da al comprador es de suma importancia. Para todas las plataformas de venta online la logística y la entrega es fundamental y, en el caso del vehículo, mucho más”, explica José Luis Cubillos Socio Director de Carset.

Pero se va mucho más allá. Desde hace meses, incluso antes de la pandemia, los datos demuestran un incremento de entregas personalizadas en lugares rurales, lo que se conoce como la España Vaciada. Localidades que han encontrado en este servicio un nuevo aliado. No tener que desplazarse kilómetros hasta la gran ciudad para recoger el vehículo y que sea la empresa vendedora quien se lo acerque. Una tendencia que va en paralelo a las ventas online de otros tipos de productos que han encontrado los ciudadanos de núcleos aislados o con poco comercio físico.

El servicio de las entregas personalizadas está yendo mucho más lejos dentro de los concesionarios y de las marcas. ¿Y si se quiere probar un coche que se pretende comprar? No es necesario ir al concesionario, son ellos quien te lo acercan a casa para que puedas tenerlo en prueba uno o varios días. Este servicio que ya existía en el departamento de posventa para vehículos que necesitan hacer la ITV o pasar el mantenimiento anual, ahora está llegando a otros departamentos de los concesionarios y empresas de renting o flotas.

Te puede interesar