Es una esponja molecular

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Siempre hay que celebrar una buena noticia y en este caso lo es:

¡Por fin nace la auto-hidratación! una hidratación eficiente e inteligente.

El frio, el calor, la contaminación, el estrés y los cambios bruscos de temperatura y de humedad se convierten en “choques térmicos” y nuestra piel ¡soporta hasta diecisiete cada jornada!

Bajo su efecto muestra un aspecto apagado, falta de luminosidad, arrugas e inconfortabilidad.

Para tratar la piel muy delicada Clarins propone la línea Hydra-Essentiel, cremas y serum, tres texturas diferentes para cada epidermis, que activan su poder de auto-hidratación  evitando la evaporación de agua y favoreciendo su capacidad natural para retenerla. Una especie de “esponjas moleculares” fijadoras del agua de la piel.

La  Bioinspiración de esta línea de tratamiento es el  Kalanchoe, exclusivo de Clarins, cuya acción consiste en activar de manera natural la expresión de los genes que dan origen a esas moléculas fijadoras de agua, estimulando la síntesis, directa y natural, de ácido hialurónico.

Sus texturas son ultrasensoriales y destinadas a todas las pieles (normales a secas, muy secas y normales a mixtas) y  en todas las estaciones del año.

Resumiendo, un universo de posibilidades de juventud y belleza cutáneas, que se despiertan con su aplicación

 

Te puede interesar