La transformación digital y el crowdfunding, palancas de cambio para el futuro de la inversión inmobiliaria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Barcelona, 8 de octubre de 2020.  El sector inmobiliario se enfrenta en el futuro inmediato a un reto importante: seguir manteniendo unos niveles de inversión similares a los anteriores a la pandemia. Para conseguirlo, la transformación digital de la inversión inmobiliaria es un requisito obligatorio. Es de lo que se debatió este martes en un webinar organizado por icrowdhouse, plataforma de financiación participativa que conecta a inversores con promotores para sacar adelante proyectos inmobiliarios. ¿Cuál fue la conclusión? Que la transformación digital en Real Estate en España está muy atrasada y que hay mucho camino (y muchas oportunidades) por recorrer.

En el encuentro digital participaron importantes líderes del sector, que dieron su punto de vista de cómo está el Real Estate en España. Juan Velayos, fundador de JV20 Investment&Advisory; Francesc Quintana, CEO de Vivendex; y Pedro Arroyo, Director General de icrowdhouse. Marc Vidal, director de EjePrime moderó el debate.

El propio Marc Vidal comentó al comienzo del encuentro virtual el atraso que tiene el sector inmobiliario en cuanto a transformación digital frente a otros sectores que están más preparados. Por eso, destacó que, primero la crisis de 2008 y ahora la actual situación de incertidumbre, son oportunidades para impulsar esta digitalización.

Pedro Arroyo hizo una diferenciación entre los proyectos B2B y B2C para explicar el momento de transformación digital que vive el sector. “En todo lo que está vinculado al B2B, la tecnología se analiza como un coste, no como una inversión y por eso, en un sector tradicional como este, cuesta el cambio. En el B2C, en la comercialización, sí que hay desarrollo, aquí ya no se ve como un coste, porque ya hay un retorno, y ya hay muchos proyectos digitales”.

Por su parte, Juan Velayos expuso su punto de vista sobre la oportunidad que se le presenta al Real Estate en estos momentos y de cara al futuro: “Todavía estamos en la Edad media, muy lejos de un ámbito de digitalización para que se genere riqueza. Por un lado de la moneda el nivel no es óptimo. En la otra cara de la moneda, están pasando muchas cosas si lo resumimos en talento y dinero: hace tiempo que veo talento, gente que ha entendido la oportunidad enorme que hay detrás de la digitalización del Real Estate. En cuanto al dinero, va un poco por detrás, pero empieza a estar presente en proyectos tecnológicos”.

La utilidad de la tecnología para el cliente es la clave para que esta se desarrolle en el sector en los próximos años para Francesc Quintana: “Evidentemente estamos muy atrás, pero hemos avanzado mucho y hay muchas velocidades, con empresas muy disruptivas con enfoque al cliente. Además, hay cosas que sí sirven para el cliente”.

En una segunda parte, los ponentes desgranaron las posibilidades tecnológicas que existen actualmente para mejorar el sector y, no menos importante, ofrecer alternativas más atractivas a los inversores. En este punto, Pedro Arroyo explicó la plataforma participativa de icrowdhouse, una solución que ayuda a superar las dificultades de acceso a la financiación bancaria y que es ya una alternativa real para sacar adelante proyectos inmobiliarios. Explicó que el tipo de inversor que buscan es el acreditado no profesional, ahorrador de toda la vida. “A este ahorrador le ofrecemos la posibilidad de diversificar”, comentó Pedro Arroyo.  En cuanto a seguridad y confianza de los usuarios, el director general desgranó el sistema con el que cuentan en icrowdhouse, que es de triple validación por parte del promotor, de la plataforma y, próximamente, de una agencia independiente.

Juan Velayos detalló las posibilidades que va a ofrecer la financiación participativa en los próximos años: “El crowdfunding en sus diferentes formatos va a triunfar y va a hacer mucho bien, pero el reto es enorme. El sector inmobiliario parte de dos mundos: el institucional, y otro mundo atomizado en el que la oportunidad es enorme, con herramientas transparentes. La competencia ahora será el pequeño ahorrador que tiene que decidir si pone su ahorro en un fondo, en bolsa o en un crowdfunding. En  nuestro sector entiendes dónde estás invirtiendo, esa es la fortaleza, pero tiene que haber un buen activo y que la tecnología esté a disposición del conocimiento inmobiliario, si es así le auguro éxito”.

El CEO de Vivendex apuntó, precisamente, que en la financiación alternativa “la transparencia es fundamental, en cuanto hay confianza del inversor podemos recoger retorno”. Además, animó a que el dinero salga de las zonas en las que se mueve ordinariamente: “Hay que ser creativo. Qué podemos hacer ahora con cosas que aporten valor y a qué lugares se puede llevar el dinero”.

Antes de cerrar el webinar, cada uno de los ponentes dio su versión del futuro inmediato que le espera al Real Estate. Francesc Quintana puso el énfasis en que  “estamos en la época difícil. Lo complicado es encontrar las oportunidades, cuando la encuentras llega el dinero. Cuando todo va bien no hay oportunidades, ahora que se complica, surgen. A partir de aquí, a ver si somos capaces de salir de los ordinario, salir a otras plazas a través de players locales”.

El Director General de icrowdhouse destacó, del futuro del sector inmobiliario, que “en concreto en las plataformas lo vemos como una oportunidad porque partimos de que el inversor es ya digital, al menos el 80% de ellos. Por otro lado, tenemos un pastel enorme en residencial que tenemos que aprovechar, más aún con las condiciones para la financiación bancaria tan duras, al final el promotor inmobiliario busca en nosotros una alternativa”. Para Pedro Arroyo, “en los próximos años, la financiación alternativa a través de tecnología es una muy buena opción”.

Juan Velayos finalizó hablando de los retos en los próximos meses dentro del sector. “Es un momento complicado porque el dinero nota un momento de cambio, hoy hay que ser valiente para invertir. Es un momento de ciclo no definitivo, bajista, en el que se están poniendo en cuestión fundamentales del sector, y a corto plazo con muchos retos. La Covid-19 mete un empujón tremendo a la digitalización y en los momentos difíciles vienen las mejores oportunidades, y va a haber muchas en este sector”.

Te puede interesar