La start-up PURSANG Motorcycles anuncia el lanzamiento de su primera motocicleta eléctrica con un 50% de la producción vendida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Redacción

Barcelona, 8 de octubre de 2020. El nuevo fabricante de motocicletas eléctricas PURSANG, con sede en Barcelona, anuncia el lanzamiento al mercado de su primer modelo 100% eléctrico de fabricación española. Se trata de la PURSANG E-Track, un nuevo concepto de moto eléctrica, cuyas 24 primeras unidades estarán listas el próximo mes de diciembre. La compañía ha vendido telemáticamente, mediante prereserva, la mitad de su primera producción a motoristas de Alemania, Suiza, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia.

La electromovilidad se ha convertido en una alternativa real a juzgar por los datos facilitados por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) que revelan que, durante 2019, este sector aumentó un 66,8% con la matriculación de 12.225 unidades. En lo que llevamos de año ya son 12.426 las matriculaciones registradas. Unas cifras que demuestran la apuesta de los usuarios por una movilidad segura, ágil y sostenible.

Cataluña ha concentrado tradicionalmente la localización de la mayoría de fabricantes de motocicletas que poco a poco han ido deslocalizando su producción por razones de coste. Cada vez son más las marcas que cuentan con algún modelo eléctrico en su catálogo y hay otras firmas como PURSANG Motorcycles que son nativas en la impulsión eléctrica.

La movilidad sostenible es una realidad cada vez más patente en una sociedad concienciada con el cuidado del medioambiente. Sostenible no quiere decir aburrido y la PURSANG E-Track es el ejemplo más plausible, una moto eléctrica que llega para aportar un toque de diversión en los desplazamientos diarios ayudando a la reducción de la contaminación, tanto de emisiones como sonora de las ciudades.

La PURSANG E-Track es el resultado de dos años de trabajo de Jim Palau-Ribes y su equipo, de la visión que le llevó a ver un futuro de la movilidad eléctrica ante una legislación cada vez más restrictiva en cuanto a emisiones y ruidos. Por sí misma es un elenco de tecnología con el motor Bosch como elemento destacado, pero con toda una serie de detalles que la sitúan en la vanguardia técnica. Para el fundador de PURSANG “contar con el gigante alemán Bosch para dar vida a nuestros modelos es una garantía de éxito y si a esto le sumamos que todos los componentes de fabricación son españoles, conseguimos lo que queríamos: hacer de la calidad y exclusividad nuestra seña de identidad”. En este sentido cabe destacar que diferentes piezas de la motocicleta han sido impresas con tecnología 3D, como el soporte de la pantalla, la caja base para el cableado, el soporte del faro y los casquillos aislantes del motor. Dichas piezas han sido elaboradas en el 3DFactory Incubator de la zona Franca de Barcelona, pionera a nivel europeo que cuenta con maquinaria específica de producción de plástico y resinas, con seis tipos de impresión.

E-Track, 100% eléctrica

La PURSANG E-Track representa un nuevo concepto de moto eléctrica dirigido a los amantes de los clásicos. Una motocicleta ideada para moverse dentro y fuera de la ciudad. Está impulsada por un motor Bosch de 11kW alimentado por tres baterías de 48 V y una capacidad total de energía de 7,2 Kw (2,4 por batería) que le permiten ofrecer hasta 140 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 120 km/h. El tiempo de recarga de las baterías es de seis horas. Cuenta con tres modos de conducción: Go, Cruise y Boost con 140, 115 y 80 kilómetros de autonomía respectivamente. Además, dispone del modo Crawl Reverse o marcha atrás para facilitar las maniobras.

Componentes nacionales

PURSANG Motorcycles apuesta por los componentes de primera línea para equipar a su nueva creación como denota la presencia del propio motor Bosch, los frenos de gama alta firmados por la marca nacional J.Juan, los neumáticos Pirelli Scorpion y la amortiguación del especialista Ollé.

La E-Track se sustenta sobre un chasis tubular de cromo-molibdeno y la carrocería está realizada en carbono laminado. La frenada, combinada, la confía a un freno delantero de 320 mm y otro trasero de 240 mm mientras que la horquilla delantera monta barras de 41 milímetros y el amortiguador trasero es ajustable.

Respecto a las medidas, la E-Track pesa 149 kilos y mide 1.437 milímetros de distancia entre ejes. La altura del asiento es de 815 milímetros, una medida ideal para llegar a un gran público.

El renacimiento de un icono español con corazón eléctrico y proyección internacional

PURSANG es un nombre mítico en la historia del motociclismo, un mito que nació en 1967 para forjar una leyenda en la década de los años 70 y 80. La Bultaco PURSANG nació como obra del creativo Paco Bultó y debe su nombre al devenir de la historia cuando en 1964 apareció en Inglaterra la Métisse (Mestiza), una moto con motor de Bultaco Tralla, pero con componentes de diversos orígenes. Bultó quiso crear su propia moto de motocross y recibió el nombre PURSANG, de pura sangre en clara oposición a la Métisse. Había nacido un mito.

Hoy, de la mano de PURSANG Motorcycles renace este icono, un sueño del ingeniero Jim PalauRibes hecho realidad dotado de las últimas tecnologías y un motor eléctrico que tiene en la E- Track su primera creación, un modelo que hereda un legado y mira al futuro vestido de flat tracker en el actual escenario de la movilidad sostenible.

La E-Track es el primer modelo de esta firma española con sede en Barcelona y proyección internacional.

Te puede interesar