Más del 50% de las pymes creen que su supervivencia está en riesgo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

El tercer Barómetro de opinión de las pymes realizado por CEPYME ha concluido que la situación actual es de especial dificultad para el sector de la pequeña y la mediana empresa, después de siete meses en los que la crisis por la pandemia del coronavirus ha hecho especialmente mella en este sector.

Una de las causas principales es la prolongación de la pandemia y el surgimiento de rebrotes que están generando una segunda ola en la población mundial. Tanto es así que más del 86% de las 1300 empresas consultadas por el barómetro ha confirmado que la crisis está afectando a su empresa negativa o muy negativamente. Y no solo eso. Más de la mitad creen que está en riesgo su supervivencia.

Esto repercute de forma directa en la situación económica de dichas empresas. De hecho, para el 92% de las empresas consultadas la situación económica actual es mala o muy mala y para el 64% sus expectativas de cara a los próximos 12 meses son negativas. En volumen de ingresos esto se traduce en que el 90% de las compañías analizadas han visto descender sus cifras desde que la pandemia se expandiese en la población.

El principal motivo de este descenso ha sido la falta de demanda, según argumentan el 74% de las pymes consultadas, seguido por el cierre o la reducción de la actividad por obligación legal, tal y como lo han señalado el 42% de las pymes analizadas. Unas cifras que se traducen en un gran impacto por las restricciones y por la propia pandemia en la demanda.

Y la situación no parece mejorar. Una de cada dos empresas consultadas han reestructurado la plantilla y un tercio la ha reducido en más de un 50%. En el peor de los casos, el cierre, se prevé o se ha decretado ya en un 4.5% de las compañías encuestadas mientras que el 2.6% ha declarado concurso por insolvencia y otro 2.6% ha decidido venderla.

Las que se han mantenido hasta la fecha a flote han optado en muchos casos por implantar nuevas medidas para continuar con su actividad. El 43%, el ERTE; aunque un 53% de las mismas creen que no podrán mantener el empleo en los próximos meses. Otro 38%, el teletrabajo; pese a que también se ha valorado la reducción o distribución de la jornada como alternativas en determinadas pymes.

El Gobierno también apuntó durante el estado de alarma que las empresas podían pedir una solicitud de financiación para tratar de paliar los efectos del coronavirus. Una opción que ha solicitado el 47% de las empresas encuestadas, pese a que más del 64% considera una solución negativa o muy negativa.

Por todo ello, desde CEPYME solicitan con este informe “nuevas medidas para paliar los efectos negativos de la crisis y ayudar a su supervivencia que complementen a las medidas ya adoptadas por el Gobierno”.  La más aclamada, la reducción temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Te puede interesar