IAG agudiza su crisis tras perder 1.300 millones en el tercer trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

La crisis sanitaria a causa del coronavirus ha mellado en numerosos sectores que han visto cómo sus ingresos desaparecían. Uno de los más afectados, el transporte, continúa observando cómo sus pérdidas con cada vez más evidentes. El último en hacer púbico sus resultados ha sido International Airlines Group (IAG), grupo propietario de Iberia y British Airways que ha perdido 1.300 millones de euros en el tercer trimestre.

La crisis se agudiza para la compañía de aerolíneas en un contexto en el que los vuelos salen con pocos pasajeros y su número se ha reducido de forma notable. Lo usuarios no quieren viajar, también condicionados por las restricciones de movilidad, y esto ha repercutido muy negativamente en la empresa. Tanto, que ha sufrido una caída de ingresos del 83% en el tercer trimestre.

Esto equivale a 1.200 millones de euros en relación con los 7.266 millones que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. Además, también ha sufrido pérdidas de las operaciones previamente de las partidas excepcionales de 1.300 millones de euros comparado con un beneficio de 1.425 millones del año pasado.

La empresa ha indicado que las reservas recientes “no han evolucionado como se esperaba previamente” por las medidas adicionales que se han implementado en muchos gobiernos europeos como el español en respuesta a una segunda ola de la pandemia. A esto hay que sumar que las iniciativas construidas para reemplazar estos periodos de cuarentena “no han sido adoptadas por los gobiernos tan rápido como estaba previsto”, lo que ha llevado a IAG a una situación dramática.

Esto ha afectado de forma directa en sus previsiones de cara al cuarto trimestre. Tanto, que planea que la capacidad en este último periodo del año no sea superior a un 30% en relación con el año pasado. Esta cifra es más de diez puntos inferior a la prevista en septiembre cuando IAG anunció una reducción de capacidad de -74% a -78% en el tercer trimestre y de -46% a -60% en el cuarto. En el primero de los casos los datos han sido mayores, el último trimestre del año está por ver.

Te puede interesar