Quibi echa el cierre seis meses después de su nacimiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Quibi nació como una nueva alternativa en el universo del streaming enfocada a los dispositivos móviles. Sin embargo, seis meses más tarde de este anuncio, la compañía china cerrará definitivamente, tal y como ha avanzado The Wall Street Journal. Si bien es cierto que este servicio logró captar más de 1.750 millones de dólares de inversión privada, la pandemia del coronavirus ha hecho excesiva mella en su futuro.

Según anuncia e diario estadounidense, la pandemia a causa de la Covid-19 ha sido la gran causante de esta decisión al tener a millones de personas confinadas en sus casas sin posibilidad de generar contenido nuevo en la plataforma, elemento fundamental para todo servicio de streaming que en el caso de Quibi no han sabido aprovechar.

Ante esta situación, según narra el diario, y tras una inmensa inversión en la creación de estudios para generar contenido original, Jeffrey Katznberg, el cofundador de Quibi, trató de venderla a gigantes como Apple o Facebook, pero ninguno vio posibilidad de negocio con ella.

Uno de los motivos fue su poco engagement dentro de sus usuarios. Aunque en un primer momento registró 1,7 millones de descargas en smartphones, una vez finalizó su periodo de prueba de tres meses perdió al 90% de sus usuarios. De 910.000 personas se quedaron 72.000 fieles, convencidos de las posibilidades de la plataforma.

“Quibi fue nuestra gran idea y nadie tuvo tanta ganas como nosotros de convertirla en un éxito. Nuestro fracaso no ha sido por no intentarlo: hemos considerado y agotado cualquier opción”, ha explicado la compañía a través de un comunicado.

El problema es que la pandemia del coronavirus ha acabado con un negocio pensado para periodos breves. Quibi se originó como una plataforma de contenidos que se consumirían en transporte público o pausas de trabajo, es decir, en pequeños espacios de tiempo en los que el usuario necesitaba descansar o quería aprovechar un trayecto rutinario de forma más amena.

Sin embargo, llegó el coronavirus y con ello el confinamiento de millones de personas. Un hecho que no hizo sino frenar sus expectativas porque la población buscaba grandes dosis de entretenimiento a gran escala, no para pequeños periodos. Aun así lo intentó y desarrolló una app para poder ver la plataforma a través de televisores. Pero no funcionó.

Te puede interesar