Coca-Cola obligada a reducir su fondo de armario tras el confinamiento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Roberto Perez Abella

El jueves 22, Coca-Cola anunció el traspaso inminente de la mitad de su catálogo de refrescos, unas 200 bebidas, tras la caída del número de ventas durante el confinamiento. La compañía no ha entrado en detalles sobre cuáles van a ser las elegidas, pero según afirma su CEO, James Quincy, lo más posible es que desaparezca la sección de hidratación donde están nombres como Powerade y Smart Water.

La verdadera fuente de ingresos de este gigante empresarial surge de sus marcas más conocidas: la Coca-Cola, Fanta y Sprite. Tan sólo genera un 2% del beneficio con más de la mitad de marcas de su compañía, por lo que, sin estas marcas las bebidas con mayor potencial podrán aumentar su frecuencia y liderar los márgenes, según indicó su CEO en julio.

Gracias al cierre de restaurantes en muchas partes del globo y a las bebidas fuera de casa que ya no se pueden consumir, los ingresos netos entre julio y septiembre bajaron un 9%, más de 7.000 millones de euros. Aunque según Refinitiv, la multinacional alcanzó los 250 millones de euros superando las expectativas de ingresos.

La reducción del consumo generalizado de marcas de agua y deportivas ha mostrado una bajada del 11%, mientras que las ventas de zumos y bebidas de origen vegetal tuvieron una reducción del 6%. El beneficio de impuestos trimestral ha sido de 1.850 millones de euros, un 29% menos que en 2019.

Te puede interesar