El turismo nacional intenta suavizar los niveles mínimos en la ciudad de Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

La reducción de movilidad a nivel mundial y la crisis económica derivada de la pandemia ha disminuido radicalmente tanto el número de viajeros como de pernoctaciones en septiembre en España, en especial ha incidido en la actividad turística de Madrid, que continua muy limitada.

De los viajeros alojados en septiembre en los hoteles de la capital, un 73% eran residentes en España y un 26% de otro país. En las pernoctaciones, un 63% corresponde a residentes en la península ibérica y un 36% a residentes en el extranjero. Ha disminuido en 34 puntos respecto hace un año la llegada de viajeros procedentes de otros países y sus pernoctaciones han bajado 32 puntos respecto al 2019.

El porcentaje de viajeros que residen en España ha disminuido un 68% mientras que el de los llegados de fuera ha aumentado a un 92%. Tanto los viajeros como las pernoctaciones se han reducido un 83% en comparación interanual, con una reducción del 66% en el turismo nacional y del 91% en el turismo internacional.

En el último año los turistas extranjeros han experimentado un descenso en términos acumulados del 57% frente a un 45% de reducción que pertenece al turismo nacional. En España el acumulado anual del número de viajeros retrocede un 44% y de las pernoctaciones un 57%. El INE no publicó datos para los meses de marzo, mayo y junio, por lo que el Ayuntamiento de Madrid ha estimado ese periodo de tiempo.

La menor reducción de las pernoctaciones de los turistas nacionales respecto hace un año corresponde a la Comunidad de Madrid, seguida de Castilla-La Mancha. Los mayores descensos proceden de Melilla y los archipiélagos canario y balear. En cuanto al turismo extranjero, los países que menos han disminuido las pernoctaciones respecto de septiembre del año pasado son Francia y Portugal. En el lado opuesto de la balanza se encuentran Argentina y Japón.

Los establecimientos hoteleros que se encontraban abiertos en septiembre han pasado de 855 a 517 en menos de un año. Las plazas disponibles han bajado un 45%, el grado de ocupación por plazas un 20% y el de las habitaciones un 27%. Además, los empleados de hoteles en Madrid representan un 70% menos que hace un año, un total de 3.842 en el mes de septiembre.

Te puede interesar