Ciudades del mundo sirven de ejemplo de regulación urbanística a Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

‘El Atlas de la Innovación. Nuevo Madrid Mix’, ha sido presentado por el delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes y se trata de una reflexión sobre la inserción en la ciudad de nuevas actividades productivas y económicas. La publicación ha servido para identificar, desde una visión geográfica y territorial, experiencias de innovación tanto a nivel nacional como global, con ejemplos de más de 10 ciudades del mundo.

El libro ha sido realizado por Gutiérrez de la Fuente arquitectos y editado por el Área de Desarrollo Urbano. La obra aporta conocimiento sobre el potencial de los nuevos modelos económicos y servirá de guía para orientar la estrategia en el suelo industrial (Norma Zonal 9) de Madrid, tras realizar una revisión de la normativa urbanística. Si quieres leer el libro pincha aquí.

Mariano Fuentes asegura que, “este Atlas recoge, sin buscarlo, el ADN de nuestra forma de trabajar en el Ayuntamiento, analizando lo que se hace en otras partes del mundo, estudiando las buenas prácticas de otras ciudades para adaptarlas a la complejidad de Madrid”. También defiende que desde el Área de Desarrollo Urbano se trabaja para adaptar la regulación urbanística a las necesidades de la actividad económica, “con el objetivo de relanzar el comercio y la economía local en Madrid”, quien ha añadido que “la nueva realidad tecnológica y productiva, los nuevos modos de organización de usos y actividades, los nuevos espacios de trabajo o los criterios de implantación en la ciudad están ya redefiniendo los sectores productivos y, por eso, desde el Ayuntamiento vamos a liderar el cambio para facilitar la vida a todos los madrileños”.

La industria 4.0 es la que más atención requiere, pero también a la producción primaria o cultural, con sus requerimientos espaciales, tipológicos y morfológicos. Para ello, se trabaja en una estrategia que se basa en tres líneas básicas para responder a los nuevos retos: la importancia de redefinir el uso productivo; la necesidad de establecer un marco normativo más homogéneo para garantizar el sistema de usos compatibles en suelos de actividad económica, y la hibridación y la mejora urbana para mantener la actividad económica en la ciudad, al tiempo que se genera un espacio atractivo para la nueva economía.

Ángel Niño, concejal del Área Delegada de Innovación y Emprendimiento, ha resaltado el trabajo que están haciendo desde el Ayuntamiento para facilitar la innovación en la ciudad: “La mejor vía para atraer talento e innovación es facilitarles las cosas para que se instalen en Madrid y para ello trabajamos”.

El término Nuevo Madrid Mix que recoge el Atlas de la Innovación describe las nuevas proximidades donde la producción, la distribución y el consumo, cohabitan con lo residencial, una fórmula en la que tanto residentes como productores están satisfechos. Algunos de los casos analizados en el libro son: las ‘Machikobas’ japonesas; el londinense ‘Food Quartier’ de Camley Street; el proyecto parisino ‘Les Grands Voisins’; el berlinés ‘Tegel Urban Tech Republic’; la ‘Blue City’ holandesa o el Plan del Canal de Bruselas, entre otros.

Te puede interesar