La industria europea sobrevive en el ojo del huracán

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Roberto Perez Abella

Ya se conocen los números de la actividad manufacturera, PMI, de octubre de Europa y son alentadores dentro del clima de pandemia que azota la economía global. Las cifras del PMI muestran como se ha pasado del 53,7 % en septiembre al 54,8% en octubre para así invalidar las estimaciones iniciales que hicieron los expertos. De esta forma se mantiene la racha actual de crecimiento continuo que se inició en julio de 2020.

Alemania lidera el crecimiento industrial y España se sitúa al final de la cola, pero por encima de países como Grecia, que vive un declive en sus condiciones operativas. El país bávaro ha obtenido un índice de gestores de compras del IHS Markit que arroja un 58,2%, la lectura más alta, desde 2018 del país presidido por Angela Merkel.

Otros países como Austria e Italia también han aumentado su PMI con buenas cifras, pero en España hay que hablar de un crecimiento menor en comparación con ellos. El sector manufacturero español ha visto aumentada su producción y también ha recuperado el retorno de nuevos pedidos, impulsando así el PMI hasta el 52,5% en octubre constituyendo el ritmo más rápido de los últimos tres meses.

El plazo de compras aumentó, gracias al stock existente de los fabricantes y el nivel de empleo también se incrementó aunque la capacidad se mantuvo lo justo para actualizar las cargas de trabajo. También se vio favorecida la confianza sobre el futuro alcanzando sus mejores cifras en meses.

Te puede interesar