BMW logra un repunte en el tercer trimestre del año

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Roberto Perez Abella

El último trimestre del año trae buenas noticias para la multinacional BMW, la cual ha logrado salir de las pérdidas que han azotado al sector del automóvil desde el inicio del confinamiento. Ha facturado desde enero a septiembre un total de 69.508 millones de euros, con un beneficio neto de 2.177 millones de euros, un 39,8% menos que el año pasado.

Después de las pérdidas ocasionadas por el contexto de pandemia en el segundo trimestre, el resultado operativo se ha visto reducido en 2.622 millones de euros, un 48% menos que en 2019. La gran afectada ha sido la división de automóviles que ha visto pérdidas de 150 millones de euros, un -94%, mientras que los servicios financieros han reducido el resultado operativo un 43%.

La fuerte demanda regional ha permitido que la empresa pudiera reiniciar la actividad después de haber sido forzada a cerrar al igual que sus análogas, dando espacio para la recuperación en el tercer trimestre del año. La compañía dueña de Rolls Royce asegura que se mantiene la eficiencia de costes y la gestión de liquidez para sobrellevar el impacto de la pandemia.

El presidente de BMW, Oliver Zipse, declaró a los medios que los objetivos del año 2020 están próximos a cumplirse, a la vez que recalcan que los ajustes de producción se calibran en función de la demanda regional. También destacó la incertidumbre que provocan las políticas de restricción contra el coronavirus en su impacto contra la economía global. Desde BMW esperan una reducción de personal mientras que evalúan todos los puestos de trabajo de la cadena productiva.

Te puede interesar