Reino Unido inicia la vacunación masiva contra la pandemia de la Covid-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Antonio Vega García

Este martes en el hospital inglés de Coventry se ha producido una de las imágenes más esperadas de la pandemia desde que se inició hace un año en la localidad china de Wuhan. Margaret Keenan se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir una vacuna con aprobación para su uso masivo. Ha sido con la fabricada por Pfizer BioNTech, que recibió la semana pasada la autorización de uso por el Gobierno británico.

El servicio público de salud de Reino Unido -NHS por sus siglas en inglés- informó de que esta mujer de 90 años fue la primera paciente en inocular la vacuna a primera hora de la mañana. Recibirá una segunda dosis de refuerzo en 21 días para asegura que crea inmunidad frente al coronavirus.

La paciente aseguró que “Me siento tan privilegiada de ser la primera persona vacunada contra la COVID-19, es el mejor regalo de cumpleaños anticipado que podría desear porque significa que finalmente puedo esperar pasar un tiempo con mi familia y amigos en el Año Nuevo después estar sola durante la mayor parte del año”.

El programa británico de vacunación empieza por personas de más de 80 años que están ingresados en los hospitales o que asisten como pacientes ambulatorios después de haber sido dados de alta.

La vacuna de Pfizer y BioNTech se administra como una simple inyección en el hombro pero su suministro tiene detrás un complejo desafío logístico, ya que debe almacenarse a -70 °C antes de descongelarse y solo se puede mover cuatro veces dentro de esa cadena de frío antes de su uso.

Pfizer ya ha solicitado también a la Unión Europea y a Estados Unidos permiso para usar su vacuna de forma inmediata, estando en revisión por las autoridades sanitarias. La vacuna de Moderna también ha solicitado autorización para su uso y culminando la fase III está la vacuna de la Universidad de Oxford junto al gigante AstraZeneca. 

Por su parte en Rusia el Gobierno de Putin comenzó hace unos días una ola de vacunación masiva con su propia propuesta, la vacuna Sputnik V, aunque con dudas en el resto del mundo por la falta de datos sobre su desarrollo.

 

Te puede interesar