El hidrógeno se abre hueco en el sector de la automoción como alternativa verde al diésel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Remitido
/COMUNICAE/

Con la fecha en la que se prohibirá la comercialización de vehículos diésel en el aire, el sector de la automoción sigue dando pasos para reducir su huella de emisiones. En paralelo al crecimiento de los vehículos eléctricos, el hidrógeno está llamado a ganar protagonismo, según Renting Finders. Su producción verde e infinita, rápidos repostajes y mayor seguridad que los combustibles líquidos, lo convierten en un importante aliado en la reducción de emisiones

La Unión Europea, dentro de acuerdos globales, tiene fijado como objetivo reducir en un 40% respecto a 1990 la emisión de gases de efecto invernadero para 2030. El sector de la automoción está haciendo sus deberes en ese aspecto, cumpliendo con los requisitos de emisiones de los vehículos que fabrican las distintas marcas. A la vez, en colaboración con las administraciones públicas, se está dando el impulso definitivo para la electrificación del parque móvil.

Aun así, a pesar de ese impulso, las ayudas directas y de crecimientos en ventas interanuales superiores al 100%, los vehículos híbridos o eléctricos sólo han representado un 11,92% de las ventas de vehículos en España en 2020, porcentaje que sube al 17,86% en el caso del renting de coches. Es por ello que el hidrógeno podría ser un aliado clave en la electrificación del sector, ya que sus ventajas frente a los coches de combustión, e incluso frente a los eléctricos actuales, pueden acelerar la reconversión.

Administraciones públicas y empresas impulsan el hidrógeno
Los vehículos propulsados por pilas de hidrógeno son a día de hoy casi testimoniales, tanto por la escasez de oferta vehículos como por las casi inexistentes gasolineras con hidrógeno, también conocidas como “hidrogeneras”. Pero los planes, tanto de gobiernos como de empresas privadas, pasan por apoyar el hidrógeno para apuntalar la reducción de emisiones de los vehículos.

El Gobierno de España se ha comprometido a invertir 8.500 millones de euros para el impulso del hidrógeno verde, con los primeros 1.500 millones procedentes de los fondos europeos hasta 2023. Las empresas han abrazado este plan y trabajan por su lado, existiendo planes para la creación de la primera planta de hidrógeno verde en España en 2022, mientras se acaba de formar un consorcio de grandes empresas de talla mundial con el objetivo de reducir el coste actual del hidrógeno de origen verde.

Las ventajas del hidrógeno verde en vehículos
Los vehículos impulsados por hidrógeno son igual de ecológicos que los eléctricos, de hecho cuentan también con la etiqueta medioambiental CERO de la DGT. Y es que este tipo de vehículos no genera emisiones. La producción del hidrógeno tampoco genera residuos, siempre que su obtención se base en procesos que prescinda de otros combustibles. Se trata de un matiz importante, ya que aunque el hidrógeno se ha obtenido habitualmente de combustibles fósiles, también es posible obtenerlo del agua mediante electrólisis, lo que de facto hace posible que su producción sea infinita.

Más allá de su producción verde y la nula emisión de gases, el hidrógeno es más seguro que los combustibles líquidos en caso de accidente. Una perforación en un depósito de gasolina o diesel provoca su derrame en el suelo, lo que puede acabar en una explosión. En cambio, al tratarse de un gas, el hidrógeno saldría hacia la atmósfera, donde se evapora sin mayores riesgos. El hidrógeno cuenta a su vez con una ventaja frente a los vehículos eléctricos, ya que el repostaje completo de vehículo con este gas se lleva a cabo en apenas cinco minutos, por las horas necesarias para cargar las baterías del eléctrico.

Fuente Comunicae

Te puede interesar