Alto Nivel

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Redacción

Está claro que la gente siempre prefiere lo mejor. Faltaría más. Pues eso quiere la revista Capital para sus lectores. Vamos a acercarles lo mejor de lo mejor. Personajes y personalidades que, llenos de prestigio, han dedicado su vida y su profesión a una vocación y han hecho de ellas, de su vida y profesión, un ejemplo admirable para todos.

En dos palabras; vamos a recibir aquí a gente de ALTO NIVEL.

Hoy les acercamos a MIGUEL DELIBES.

Estamos celebrando el centenario del nacimiento de un monstruo de la literatura… y de la vida. Este escritor, cazador, pescador, periodista y amante de la naturaleza, capaz de decir y de escribir que las truchas eran sus amigas, nos hizo pensar en serio de todo aquello que se le ocurrió escribir. Leer sus libros y escuchar sus pensamientos es una verdadera delicia. Transmitía sus sentimientos incluso en la dirección del Norte de Castilla, su periódico-universidad. Allí se formó, entre otros, Francisco Umbral. No es mala representación literaria.

Una huella grande e importante ha dejado este magnífico escritor entre tirios y troyanos, todos han sido y son defensores de su calidad literaria, y, lo que es más importante, de su calidad humana.

Pocas personas pueden presumir de lo mismo. Pero este hombre, tenía su talento y la humildad por banderas. Como lo tienen los grandes. Sin ninguna duda, nos gusta presumir de personajes que, sin hacer ruido, van construyendo algo que siempre será admirado. A eso se le llama ALTO NIVEL. Como el que tiene Miguel Delibes. •••

Este artículo de opinión ha sido escrito por José María Prieto.

Te puede interesar