Bienvenidos a Blockchain, la legión de las criptodivisas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Borja Carrascosa

Imaginemos un mundo sin dinero en metálico, ni tarjetas de crédito ni cuentas bancarias tradicionales. Sin euros, ni dólares, ni divisas. Un ecosistema financiero en el que las transacciones son prácticamente inmediatas y en el que las comisiones son prácticamente inexistentes. Una red global resiliente, una economía fabricada por “mineros” en la que la información -los datos- tiene un valor que es verificado por oráculos. Un planeta en el que todas las personas llevan una “wallet” con la que pagan los productos y servicios. Bienvenidos a Blockchain y a su legión de criptoactivos.

“Lo veo cada día más cerca: dentro de poco, todos pagaremos con criptomonedas. Es algo imparable”, señala Luis Gelado, co-fundador y CEO de GeoDB, el ecosistema de Big Data basado en tecnología de Blockchain que retribuye a los usuarios por los datos que generan.

“Bitcoin nació como un movimiento cultural, pero la descentralización y los paquetes de software que la soportan, incluyendo el Blockchain, hoy en día, se están comiendo el mundo”, señala, por su parte, Francisco Gordillo, cofundador y presidente de la compañía y cofundador, cochief investment officer y responsable de Investigación de un hedge fund que invierte en criptoactivos . Gordillo apunta, no obstante, que la base de datos que conforma Blockchain, por sí misma, no vale nada. “Es la red o el sistema que se crea utilizando esta tecnología y otras, con sus algoritmos y sistemas de incentivos, la que realmente crea valor”, añade.

Resiliencia

“La red es tan grande, que es muy difícil atacarla. Si alguien quisiera ‘hackear’ Bitcoin, tendría que poseer más del 51% de las unidades en circulación, y eso es imposible. Básicamente, porque no está a la venta”, añade Gelado, que destaca las virtudes del modelo de pago con criptodivisas. “Podemos realizar una transacción de un millón de dólares en alrededor de cuatro o cinco minutos con un coste un 99,9 % inferior al que tendría la misma operación en el mercado financiero tradicional. A nivel de costes, de eficiencia e, incluso, de seguridad, el sistema de criptodivisas es mucho mejor que el bancario”, apunta el CEO de GeoDB.

Doce años después del nacimiento de Bitcoin, la capitalización del mercado de criptodivisas ya supera el medio billón de dólares, aproximadamente el 40 % del PIB de España previsto para este año (1,08 billones de euros o 1,28 billones de dólares al cambio actual). La liquidez diaria es de más de 100.000 millones de dólares, con picos de hasta 130.000 millones, revela Gordillo. El cofundador de GeoDB destaca que las redes descentralizadas -como Bitcoin o Ethereum- “son prácticamente imposibles de hackear, la capitalización también incluye su resiliencia”.

“Miles de empresas ya operan exclusivamente con criptomonedas, tanto para pagos, como para facturación y cobros o como inversión”, expone Gelado, que destaca que Blockchain “permite una trazabilidad enorme de los procesos”. Esta circunstancia permitirá, por ejemplo, ganancias de eficiencia y de rentabilidad en áreas como la logística, por ejemplo.

El atractivo de los cryptoactivos, y su crecimiento exponencial -Bitcoin ya ha superado los 19.000 dólares por unidad en el mercado-, ha despertado la atención de los grandes bancos. JPMorgan, el gigante norteamericano, acaba de lanzar una división de Blockchain llamada Onyx, con un equipo de 100 personas. Instituciones como Fidelity “aconsejan que entre el 1 % y el 5 % de la cartera de los fondos de inversión se destine a criptomonedas”, detalla Gordillo.

Los oráculos

Uno de los grandes avances derivados de la tecnología Blockchain son los “Smart contracts”, contratos que puede ejecutarse y hacerse cumplir por sí mismos, eliminando intermediarios y procesos ineficientes. Para verificar la información contenida en los mismos, la red recurre a los “oráculos”, que son los que “avalan que el precio del producto o servicio es el correcto o que los datos contenidos en el mismo son adecuados”, explica Gordillo.

La legión de las criptomonedas de Blockchain aspira a democratizar el mundo con su modelo de pagos blindado, seguro y eficiente. El sistema financiero, consciente de su potencial, quiere aprovechar la escalada para subirse al carro de este nuevo tipo de activo que pretende dominar el planeta. La ganancia para las empresas, y también para los usuarios, es exponencial.

 

 

Este es uno de lso temas que encontrarás en el número de diciembre de la Revista Capital, ya disponible en tu kiosco o en Zinio.

Te puede interesar