Guudjob, la herramienta que reconoce la labor del empleado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Miriam Puelles

A la relación entre empresa y consumidor se ha sumado un último agente hasta ahora escondido: el empleado. Cada vez son más las compañías que apuestan por un entorno laboral agradable que potencie la productividad de sus trabajadores y su prescripción en el exterior. Para ello, para lograrlo, para hacer que los trabajadores se involucren en el proyecto y potencien sus habilidades blandas, Guudjob ha encontrado una solución.

La idea se fraguó en 2009, cuando Jaime Fernández y Bernardo Montero quisieron agradecer públicamente el buen trato que les había proporcionado una camarera de una cafetería neoyorkina. “Así como son obligatorias las hojas de reclamación, nosotros quisimos ofrecer al mundo lo contrario, las hojas de agradecimiento”, destaca en conversación con Capital Fernández, quien señala a esta revista que “está demostrado que el reconocimiento laboral es una de las variables que más reclama un profesional”.

Así, de esa experiencia, formaron esta empresa que busca “ayudar a mejorar la experiencia del empleado a través de una plataforma muy sencilla de utilizar inspirada en las redes sociales que todo el mundo utiliza”. En ella, el empleado, sus compañeros, sus jefes y todo aquel que la disponga podrá ver “la evolución del desempeño continuo, el feedback continuo, la medición de las competencias blandas del empleado y, en definitiva, podrá ver el pilar de su trabajo mientras éste estará construyendo su reputación de futuro”.

Un método que, según apunta el cofundador de Guudjob, incrementa la productividad de los empleados y genera un mejor ambiente laboral en el que se pone al trabajador como embajador de la marca. “Las personas ya se han convertido en la quinta ‘P’ del Marketing, las empresas son personas y está demostrado que hay una relación directa entre la experiencia del empleado y la del cliente: cuida de tus empleados y que ellos cuiden de tus clientes”.

Por eso aquellas empresas que apuesten por mantener felices a sus empleados obtendrán una mejor imagen de marca que atraerá a más talento. “Las empresas están inmersas en una lucha por el talento. Todo el mundo quiere trabajar en Netflix y en Amazon, pero hay otras muchas a las que nadie iría a trabajar a menos que paguen mucho dinero. Esto es el Employer Branding, la atracción del talento por tu marca empleadora”, explica Fernández, quien añade que esto se construye “con el mensaje de tus empleados hacia fuera diciendo que es una empresa maravillosa, porque ellos tienen mucha más credibilidad que las propias empresas a día de hoy”.

Pero este talento no sólo llega de competencias profesionales, sino también a través de las llamadas habilidades blandas. “Antes se fichaba por tener tantos másteres o carreras, hoy se están reclamando las competencias blandas”. ¿Cuáles? Fernández lo tiene claro: “Creatividad, dotes comerciales y de persuasión, colaboración, gestión del tiempo, adaptabilidad y flexibilidad.” Estas, señala el cofundador de Guudjob, “son las que nos diferenciarán de la robótica y de esa rutina que no saben salir las máquinas”.

Especialmente esta última, la flexibilidad, será una de las palabras clave este 2021. “Sin duda el ofrecer las herramientas para trabajar como se quiera y como se pueda será vital, igual que la comunicación. Sentirse integrado e informado de lo que está sucediendo en tu empresa son aspectos que ha traído la pandemia que han venido para quedarse”, apunta Fernández, quien insiste en que “el reconocimiento también se está posicionando como una de las variables clave en el trabajo”. Por eso, concluye, “las empresas que se lleven a los mejores trabajadores serán las que les ayuden a crecer, tanto profesionalmente como personalmente”.

Este es uno de los temas que encontrarás en el número de enero de la Revista Capital, ya disponible en tu kiosco o en Zinio.

Te puede interesar